Como hacer el mantenimiento de tu piscina

Como hacer el mantenimiento de tu piscina

Cuanto te imaginas una piscina lo primero que llega a tus pensamientos es un agua cristalina y bien tratada ¿verdad?

Para llegar a ese punto necesitamos llevar un mantenimiento del agua durante todo el año. En una piscina llevar un mantenimiento del agua adecuado es muy importante ya que nuestro cuerpo estará en contacto directo y si no está bien tratada puede llevar a infecciones, hongos y bacterias que se acumulan debido a la suciedad. Primero hay que conocer cuales son las partes de una piscina.

Todas las piscinas disponen de un tubo de salida de agua, una bomba, un filtro y una entrada de agua de nuevo a la piscina y su funcionamiento es el siguiente:

La bomba se encarga de ir succionando el agua de la piscina y esta pasará por un filtro, como su propio nombre indica, se encarga de filtrar cualquier tipo de elemento externo para que finalmente el agua una vez filtrada vaya de vuelta a la piscina. Como puedes comprobar no es un proceso complicado, aunque esto es solo la parte “automática”. Para no llegar al punto de tener un agua verdosa debemos mantener el nivel de pH en su medida justa.

Los niveles de pH y cloro son algo que se debe tener controlado durante todo el año. El nivel de pH no debe estar por debajo de 7.2 ni por encima de 7.6. En cuanto al cloro, no debe sobrepasar el 1.5 mg/l. Si el nivel de pH es demasiado elevado se puede sufrir irritación en la piel y en los ojos. El nivel del efecto de los productos desinfectantes empezará a disminuir y eso hará que el agua empiece a ponerse cada vez más turbia.

Por el contrario, cuando el nivel de pH disminuye aumentará el riesgo de corrosión y del deterioro de la piscina. Esto también hace que tengamos molestias en ojos y piel. El cloro empezará a disminuir y necesitaremos más cantidad de producto desinfectante para evitar que el agua se ensucie.  Hay que realizar constantemente un análisis del agua de la piscina para comprobar el valor de pH. Para ese análisis necesitaremos un estuche analizador cloro-pH o medidores digitales.

Tipos de mantenimientos para piscinas.

Existen diferentes tipos de mantenimiento para piscinas dependiendo del objetivo que se quiera alcanzar. Regulación de pH, cloración, antialgas, floculantes, antical y fungicidas son algunos tipos.

Regulación de pH.

Se trata de mantener el nivel de pH en las medidas correctas para asi poder evitar riesgo de infección en la piel y enrojecimiento de ojos. No mantener un nivel adecuado de pH puede causar infecciones grabes así que es el factor más importante del tratamiento de una piscina.

Cloración

Este paso consiste en añadir un compuesto químico de cloro que actúa como oxidante de los elementos orgánico de la piscina.

Al inicio de la temporada se puede optar por suministrar un tratamiento de choque que se trata de librar una gran cantidad de cloro. Otra opción son los tratamientos de acción continuada que realiza una liberación progresiva de cloro en formato pastillas.

En el mantenimiento de las piscinas desmontables introduciremos las pastillas de cloro en una boya flotante indicada para esa función.

Antialgas

Ver un agua verde no es plato de buen gusto. Ver ese color verdoso significa que el sistema de desinfección no funciona correctamente. Para evitar que esto pase usaremos un tratamiento antialgas y tendremos que mantener una limpieza del filtro adecuada. También deberemos mantener la superficie del agua bien limpia pasando todos los días la red por la superficie.

Floculantes

Cuando el agua de aprecie turbia con un tono algo blanquecino es señal de exceso de materia en suspensión por otro lado también puede ser por un alto contenido de cal dependiendo del tipo de agua. Para combatir este problema debemos aplicar floculante. Este se encarga de llevar hacia abajo la materia que se encuentra en suspensión para que después pueda ser absorbido por la salida del agua o cuando vayamos a realizar una limpieza de las paredes y fondo de la piscina.

Cada vez se pueden ver más piscinas desmontables en el mercado, poco a poco estas piscinas se han ido poniendo de moda debido a su bajo coste ene l mercado. Pero, ¿cómo es el mantenimiento de una piscina desmontable? Lo más importante antes de instalar una piscina desmontable es preparar un terreno llano sonde no se encuentren piedras ni nada que pueda dañarla.

Al tratarse de un mantenimiento de una piscina pequeña la gente opta por vaciar la piscina y volver a llenarla, pero no es necesario. La calidad del agua facilita la conservación y evita tener problemas en la piel a la larga y esto dependerá únicamente del sistema de depuración que tengamos. Normalmente con este tipo de piscina se suele usar un pequeño filtro de hojas de papel muy pequeño. Su función es mover el agua usando un pequeño motor que se encuentra en el interior del filtro.

¿Cuál es el precio del mantenimiento de una piscina?

Ya hemos hablado un poco del procedimiento del limpieza y mantenimiento de una piscina, pero ahora vamos a lo importante, ¿cuánto nos va a costar económicamente mantenerla?

El mantenimiento de una piscina de forma mensual puede ser desde los 100€ anuales hasta más de 1.000€ al año. Para calcular estos costes debemos de saber el tamaño de la piscina, el tipo de piscina y sus características (piscina tipo playa, piscina común, tipo de bomba etc). En definitiva, mantener una piscina no es algo especialmente caro, pero si es algo que debemos de tener en cuenta una vez tengamos una piscina.

Esperamos que esta pequeña guía te haya servido para poder calcular (por encima al menos) costes y que hayas aprendido de forma aproximada como debe de mantenerse la piscina, los tipos de mantenimiento que deben de tener entre otros apartados tratados en el artículo. Para más información, te recomendamos que contactes con alguna de las muchas empresas especializadas en mantenimiento de piscinas que existen.

Deja un comentario

Cerrar menú