Cómo mantener el agua limpia de tu piscina en invierno

Cómo mantener el agua limpia de tu piscina en invierno

En verano aprovechamos para disfrutar de buenos baños y chapuzones en nuestra piscina y al llegar invierno dejamos de usarla, por lo que pasa a hibernar como un oso, pero debemos saber mantenerla para usarla cuando deseemos, ya que el agua es un medio ideal para la reproducción de bacterias, hongos y microorganismos, responsables de enfermedades e infecciones que se pueden agravarse. Asi que, debes tener en cuenta que, si has llevado un mantenimiento óptimo de la piscina, el agua se puede mantener de 4 a 6 temporadas.

En estepost tendrás consejos ideales para que sepas cómo mantener el agua limpia de tu piscina en invierno. Combinando medidas físicas y químicas podrás mantener el agua de la piscina impecable a nivel higiénico y a nivel visual, durante todo el invierno.

Consejos ideales para mantener el agua limpia de tu piscina en invierno

Regula el PH.

Para que el agua esté limpia y clara el primer paso es regular el PH a los valores ideales que son 7,0 y 7,4, para que no haya corrosiones e irritaciones en piel y ojos si está ácida, o si está alcalina, que afecte manera severa tu piel. Así que, analiza los niveles mínimos una vez a la semana.

Previene bacterias y hongos.

El agua es el medio ideal para la reproducción de bacterias, algas u hongos, por lo que es necesario que realices un proceso de desinfección correcto para que mantengas alejados estos microorganismos del agua.

Desinfecta el agua.

El cloro por ley es el antiséptico más conocido para desinfectar el agua, pero puedes encontrar más productos, como oxígeno activo y bromo. Se recomienda un contenido de 0,5 a 1,0 mg/l de cloro para que el agua esté desinfectada correctamente. El oxígeno activo es un producto de textura suave y sin olor que deja el agua con un espectacular aspecto cristalino, además, es respetuosa con piel, ojos y cabello. Mientras que, el bromo gracias a si alta tolerancia con el PH, logra alta desinfección, no obstante, hay otros productos que son ideales para la desinfección del agua, como algicidas, floculantes o productos de mantenimiento en invierno.

Mantiene un filtro limpio.

Mantiene el filtro de la piscina limpio para que el tratamiento químico que hagas sea más eficaz. De lo contrario, la calidad de agua empeora e incrementarás el consumo de productos químicos.

Usa cubierta de piscina.

Para mantener el agua limpia lo mejor es colocar una cubierta para que, con los tratamientos específicos, el agua esté en las mejores condiciones, puesto que reducirás la gran mayoría de suciedad como hojas e insectos, y necesitarás menos el uso de limpia-fondos o recoge-hojas.

Las cubiertas están fabricadas con materiales muy resistentes, como el aluminio, metacrilato y el policarbonato, pero la limpieza de estas piezas es de gran importancia, puesto que son son la línea de defensa de las piscinas y son las que reciben toda la suciedad exterior para impedir que caiga en el agua o en el resto de la zona cubierta.

Todo tipo de cubierta debe ser limpiada de forma periódica y una de las mejores formas para hacerlo es utilizar agua a presión moderada y utilizar agua jabonosa neutra para eliminar restos de suciedad. Ayudate con un cepillo de cerdas suaves con el que puedas frotar bien toda la superficie. Luego, pasa de nuevo el agua a presión para retirar todos los restos que hayan podido quedar y utiliza un paño suave para secar la superficie y evitar que queden marcas de agua.

Deja un comentario

Cerrar menú