Saltar al contenido

Cómo instalar una cubierta para piscina desmontable

Cobertor piscina desmontable redonda

Una piscina desmontable es una excelente opción para quienes buscan disfrutar de un refrescante baño en su jardín o terraza sin tener que realizar una gran inversión en una piscina de obra. Sin embargo, para mantener el agua de la piscina limpia y libre de impurezas, es importante contar con una cubierta adecuada.

En este artículo, te explicamos cómo instalar una cubierta para piscina desmontable de forma sencilla y rápida.

El hábito de tapar la piscina ayuda a conservar el agua limpia y nos ahorra tiempo y dinero en mantenimiento.

Paso 1: Medir la piscina

Lo primero que debes hacer antes de instalar la cubierta es medir la piscina desmontable. Esto te permitirá saber cuántos metros de cubierta necesitas para cubrir la superficie de la piscina de forma completa. Además, debes tener en cuenta la forma de la piscina, ya que algunas cubiertas están diseñadas para piscinas rectangulares, mientras que otras son adecuadas para piscinas redondas o ovaladas.

Los cobertores para piscinas desmontables redondas más vendidos

cobertor para piscina

Paso 2: Preparar la superficie

Antes de instalar la cubierta, es importante asegurarse de que la superficie de la piscina esté limpia y seca. Si hay restos de suciedad o agua en la superficie, la cubierta no se adherirá correctamente y podría resbalar o incluso desprenderse. Por lo tanto, utiliza un cepillo o una manguera para limpiar la superficie de la piscina y asegúrate de que esté completamente seca antes de continuar con la instalación.

Paso 3: Desplegar la cubierta

Una vez que la superficie de la piscina esté limpia y seca, es hora de desplegar la cubierta. Extiende la cubierta sobre la superficie de la piscina, asegurándote de que cubra toda la superficie de forma uniforme. Si la cubierta es demasiado grande, ajústala para que se adapte a la forma de la piscina y recorta el exceso con unas tijeras.

Los cobertores para piscinas desmontables rectangulares más vendidos

cobertor piscina rectangular

Paso 4: Ajustar la cubierta

Una vez que la cubierta esté desplegada, debes ajustarla para que quede correctamente fijada a la piscina. Para ello, utiliza los tensores de la cubierta para ajustarla a los bordes de la piscina. Los tensores deben ajustarse firmemente para evitar que la cubierta se mueva o se desplace.

Paso 5: Fijar la cubierta

Por último, es importante fijar la cubierta a la piscina para evitar que se desprenda con el viento o con los movimientos de la piscina. Para ello, utiliza los anclajes de la cubierta para fijarla a la superficie de la piscina. Los anclajes deben colocarse en los bordes de la piscina y en los puntos de fijación de la cubierta para asegurarse de que la cubierta quede firmemente sujeta.

accesorios piscinas desmontables útiles

Accesorios de piscinas desmontables

No olvides los accesorios imprescindibles para tu piscina desmontable.

Cómo cubrir una piscina desmontable para evitar la evaporación del agua

 

Cubrir piscina desmontable

Así pues, instalar una cubierta para piscina desmontable es una tarea sencilla que puede realizarse en unos pocos pasos. Con una cubierta adecuada, podrás mantener el agua de la piscina limpia y protegida, ahorrar en costes de mantenimiento y disfrutar de tu piscina durante más tiempo.

Además, si tomas el hábitos de tapar la piscina a diario cuando no la vayas a usar, podrás comprobar como el agua se evapora menos. Recuerda seguir las instrucciones del fabricante de la cubierta y asegurarte de que la instalación se realiza de forma segura y adecuada.

Es importante destacar que existen diferentes tipos de cubiertas para piscinas desmontables, por lo que debes elegir la que mejor se adapte a tus necesidades y presupuesto.

Por ejemplo, algunas cubiertas son más ligeras y fáciles de instalar, mientras que otras son más robustas y resistentes, lo que las hace más adecuadas para piscinas ubicadas en zonas ventosas o con climas más extremos.

En cualquier caso, una cubierta para piscina desmontable es una inversión importante que te permitirá disfrutar de tu piscina durante más tiempo y con mayor comodidad.